Buscar

10 principios para el liderazgo eficaz

Actualizado: 24 de jul de 2019




1. Protege el corazón


Un corazón endurecido va ejercer un liderazgo de mano dura. Que critica, aplasta y desprecia sus equipos. Si algo no funciono como se esperaba, reunamos al equipo para inspirarlos, corregir juntos los errores y seguir mejorando.


2. Desarrolla motivaciones correctas


Amar a Dios con todo y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. La clave es AMAR a DIOS y AMAR a la GENTE.


Esa debe ser nuestra motivación correcta para liderar. Básico, fundamental y correcto. Muchos quieren plataformas, viajes, hoteles, ofrendas, etc. Pero tu estás dispuesto a pagar el precio que yo pagué y que estoy pagando.


3. Es un llamado, no una carrera laboral


Llamado es por convicciones. Carrera es por conveniencia

Llamado pagas el precio que sea. Carrera buscaras atajos

Llamado no te dejaras comprar por un sustituto. Carrera a la mejor nueva oferta que haya te irás de tu propósito.


Cuando aceptas el llamado, jamás abandonarás. Estarás aferrado a Dios entregando tu vida una y otra vez.


4. Se humano


Ser humildes, abiertos, accesibles y rodearte de la gente correcta. Muestra tu parte humana. Mostrarle a la gente que lo que predicamos primero lo aplicamos en nosotros y funcionó. No prediquemos teorías que no vivimos.


No cuentes solo tus victorias, también cuenta tus derrotas.


5. No dejes de aprender

Mantener un corazón enseñable. Saber aprender de todos. La vida es una escuela, debemos aprender cada mañana a recibir las lecciones. Los fariseos son los que creen saberlo todo. Juzgan a los demás. Tienen un ego tan grande que si se suben al mismo y te lanzan, terminan muertos en el suelo.


6. Comprender que no soy yo. Es Él.


Moisés tuvo la oportunidad de convertirse en el padre de la fe en lugar de Abraham. Pero en cambio, intercedió por la promesa sobre Abraham, Isaac y Jacob.


No se trata de mí, se trata de ti y de tu reputación Señor. Juan dijo, tengo que menguar para que Él crezca.


No se trata de uno, se trata de todos.


7. El nombramiento es menos importante de quién soy en Cristo.


Si hoy te quitan tu nombramiento (director, líder, mentor, etc). ¿Te derivan a otro equipo de servicio, te piden que dejes la plataforma para servir en lo anónimo, como te vas a sentir?


El fruto de tu vida, habla más del título que tienes.


8. No te compares


Cuando ves a otros crecer, te puedes deprimir o inspirar. No se trata de hacer lo que otros han sido llamados a hacer, sino ser lo que Dios te ha llamado a hacer a ti. Admira y celebra a los que están haciendo cosas significativas y entrénate para cuando llegue tu hora.


9. Fiel con lo que tienes HOY.


Panes y peces que se multiplican. Varas que hacen señales y abren mares. Hondas y piedras para derribar gigantes. Enfócate en lo que tienes, no en lo que no tienes. Usa lo que ya Dios puso en tu mano, para ser fiel en el presente y se te abra el futuro.


No esperes un mejor día mañana si no estás aprovechando el de hoy. Quieres naciones, pero no te vas a predicarle al vecino.


10. Confía en Sus tiempos.


Dios tiene un Isaac prometido. No seas ansioso, porque terminas concibiendo un Ismael. No pierdas la paciencia. No te apresures. En los procesos hay un paso a la vez. Mejor ir lento para llegar más lejos.




#liderazgo

Wilson Ferreira Aldunate 1168 - Espacio Crecer

Montevideo - Uruguay

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
  • Negro Twitter Icono